Conservación

Motivado por el rápido deterioro del pescado y del marisco aparecen, a lo largo de los siglos, diferentes técnicas de conservación, permitiendo su transporte para la venta cada vez más lejos del lugar de la captura. El pulpo, el congrio y la merluza se secaban al sol; las ostras y el besugo se escabechaban; y la sardina, el pescado estrella gallego, se salaba.

La conserva

Los descubrimientos de Apper, conservación de alimentos en recipientes herméticos y sometidos al calor, y Pasteur, con su principio de esterilización de alimentos, hacen que en el año 1852 se creara en Francia la primera fábrica de latas de conserva. Diez años después aparecen las primeras en Galicia.

La falta de sardina enlatada en Francia se aprovechará en Vigo para crear esta industria con tecnología francesa y una producción orientada a la exportación. Desde entonces y hasta la actualidad, el sector conservero, que será el primer sector industrial moderno y fabril de Galicia, creció y se transformó, siendo hoy uno de los más importantes del mundo. En 1903 se crea la Unión de Fabricantes de Conservas de Vigo, y en 1912 la de Trabajadores. El desarrollo de la industria conservera y su proceso modernizador produjo un fuerte aumento de la demanda de sardina, difundiéndose a partir del 1897 una nueva arte de pesca, el cerco de jareta, y el uso de una nueva embarcación, la trainera. Cuando se introduce el vapor, se adoptan unos cercos de mayor tamaño denominados tarrafas.


Museo do Mar de Galicia

Avenida Atlántida 160. 36208 Vigo.
T 986247750
F 986247748
Facebook | Twitter | Contacto | Trabaja con nosotros | Amigos do Museo do Mar